¡Pero que arte tiene mi Alter-ego¡, ¡si señor¡

Y ahí lo dejo que se me altera la peña.